Debemos cuidar nuestras actitudes y acciones para con Dios y con los hombres.

Si sembramos para el Espíritu recibiremos bendiciones de Él, de lo contrario recibiremos corrupción. Seamos sabios, Jesús está con nosotros!

Comparte