El trono y la iniquidad es derrocado en medio de su perversidad.

"Y clamó con voz potente, diciendo: Ha caído, ha caído la gran Babilonia, y se ha hecho habitación de demonios y guarida de todo espíritu inmundo, y albergue de toda ave inmunda y aborrecible." Apocalipsis 18:2

Comparte